La elección de un trípode

Para hacer fotografía de naturaleza, antes o después vamos a necesitar un trípode si queremos hacer fotografías de más de 0,5 sg. El problema es que cuando uno va a comprarse un trípode, la gran variedad presente hoy en día nos resulta una verdadera jungla por explorar, y si alguien no nos asesora bien, puede que compremos algo que luego acabe siendo insuficiente en poco tiempo.

Características de un trípode para

fotografía de naturaleza

El trípode debe tener ciertos puntos fuertes que os paso a comentar:

Altura máxima. La altura máxima del trípode es muy importante, porque en ocasiones, para hacer la composición de la fotografía, se necesitará una posición muy elevada. Si tu trípode no levanta lo suficiente, perderás la foto. Recomiendo trípodes que alcen hasta 170cm. mínimo.

Barra central. El trípode debe tener barra central que te permita subir o bajar la composición. Esa barra central, además, debe poder ponerse en horizontal o incluso al revés. Además, tanto la barra central como las patas deben ser gruesas, de gran solidez, porque cuando hagamos fotografía en la costa, habrá que clavar profundamente las patas en la arena para que no se mueva ni un milímetro con la embestida de las olas. No hay muchos trípodes que cumplan estos requisitos.

Sistema de sujeción. El sistema de sujeción de las patas no debe ser cilíndrico a rosca, porque al llenarse de sal del mar y arena, suelen atascarse y son más difíciles de liberar y apretar. Los sistemas de sujeción deben ser de muelle.

Apertura de las patas. Las patas deben poder abrirse totalmente hasta los 90º para que podamos bajar el trípode hasta el suelo para hacer tomas bajas, muy usadas en macrofotografía. El trípode debe bajar por lo menos a 10cm. del suelo.

Peso de carga. El peso que aguanta el trípode debe ser conforme al tipo de fotografía que vamos a hacer. Si tenemos pensado usar los grandes objetivos para fotografía de aves, necesitaremos un trípode que aguante el peso de ese objetivo más la cámara.

Peso del trípode. Si el peso del trípode es grande, en seguida nos cansaremos de llevarlo a cuestas. 2Kg. ya me parece pesado.

¿Existe el trípode perfecto?

En términos generales, es muy difícil encontrar un trípode con todas estas caracterísitcas. Existió un trípode del 2009 que sí las tenía y que es el que recomiendo comprar de segunda mano. El Manfrotto 055CXPRO3. Este trípode llegaba hasta 175cm. de altura y pesaba 1,6Kg. Esto tiene una mala y una buena noticia. La mala es que era caro y ahora no es fácil de encontrar. La buena es que si se encuentra, será de segunda mano y su precio será mucho más reducido.

Si no encontráramos ese trípode, el siguiente que recomiendo es la nueva versión, el Manfrotto MT055CXPRO3. Este trípode mantiene todas las recomendaciones que hago, pero es caro.

Otra opción, sería comprar la serie 055 de Manfrotto que no es de carbono, sino de alumino y pesa más, aunque es más barato. Este sería el Manfrotto MT055XPRO3.

Induro es una marca muy buena. El Induro AT214 es un gran trípode, con la única salvedad de que su columna central no puede ponerse en horizontal. Si eso ves que no representa un problema, puede ser una gran compra.

Su serie de carbono tiene trípode también muy interesantes. El Induro CT213 pesa poquísimo y llega en altura hasta 163cm. Luego están los más altos como el Induro CT313 y el Induro CT314 que pueden ser una opción. Eso sí, ninguno tiene columna horizontal.

La siguiente opción sería la serie 190 de Manfrotto, pero no la recomiendo para fotografía de costas, por el hecho de que las patas son más finas y ha habido casos de trípodes doblados al clavar las patas en la arena de la playa, y un trípode doblado es un trípode para la basura, por eso conviene esperar, ahorrar e invertir en un buen material. Ahora bien, si nunca vas a fotografiar en costas, con este trípode te ahorras mucho y mantiene todas las recomendaciones que hago.

Otras marcas:

Los Gitzo y Feisol son carísimos y desconozco si alguno tendrá las características que recomiendo.

Los Benro tienen un sistema cilíndrico de sujección de las patas bastante incómodo, y creo recordar que ninguno cumple todas las recomendaciones que hago.

Slik y Culmann no me dan ninguna confianza en los acabados, y creo que tampoco hay ninguna que cumpla las recomendaciones.

Los Vanguard se hacen mucha publicidad, pero no compréis ninguno sin haberlo probado antes en tienda y ver que son sólidos y que el sistema de liberación de las patas os convence. Podría ser una alternativa, pero desconozco si alguno cumple las recomendaciones que os hago. Lo mismo se puede decir de Giottos.

¿Y ya está? ¿No necesito más?

No, al trípode debes añadirle la rótula, que es el sistema al que se acoplará la cámara, y que es tan importante como el trípode. Pero eso, lo veremos en el siguiente post: La elección de la rótula.

Saludos y espero haberos ayudado.

Anuncios

Un comentario en “La elección de un trípode

Deja un comentario. Antes de su publicación, el comentario será moderado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s